19.9 C
Málaga
28/10/2021
Artículos Málaga Noticias Portada

Benjamín Alcázar «La Semana Santa de Málaga, un importante agente económico y social para nuestro entorno»

La Semana Santa de Málaga, un importante agente económico y social para nuestro entorno

La triste situación que estamos viviendo a nivel mundial, como consecuencia de la crisis provocada por el COVID-19, además de sus dramáticas consecuencias sanitarias, está originando, y lo seguirá haciendo durante bastante tiempo, unas incalculables consecuencias económicas y sociales a nivel mundial. Lógicamente, el mundo cofrade y todo lo que le rodea no es ajeno a dichas implicaciones

En este sentido, se está hablando mucho, dada la coincidencia de sus mayores efectos con la cuaresma y la suspensión de la Semana Santa, de las consecuencias económicas que supondrá para la economía estas circunstancias.

Desde la Cátedra de Estudios Cofrades, llevamos varios años estudiando y dando a conocer la importancia económica de nuestra Semana Santa. De hecho, el objetivo principal de la creación de esta Cátedra, gracias al apoyo de su patrocinador, la Fundación Lágrimas y Favores, es precisamente fomentar el conocimiento en profundidad de las implicaciones de la Semana Santa malagueña, en dimensiones que tradicionalmente habían sido poco analizadas, como sus repercusiones económicas, turísticas o sociales. Y además, dar a conocer a la sociedad en general, este importante valor que supone nuestra Semana Santa para el tejido económico, empresarial y social de nuestro entorno.

 En este contexto, queremos aprovechar estas líneas para reflexionar lo que a nuestro juicio supone las tres principales dimensiones de las implicaciones económicas de la Semana Santa, y que podríamos agrupar bajo estos tres enfoques, que enunciamos brevemente y que a continuación desarrollaremos:

  • Impacto económico generado por los visitantes (residentes, excursionistas y turistas) que acuden a presenciar la Semana Santa.
  • Impacto económico de la “industria cofrade”.
  • Impacto económico derivado de la actividad empresarial orientada al “segmento cofrade”.

Lógicamente, el más perceptible por la sociedad y del que actualmente más se está hablado es el primer grupo: el impacto económico generado por los visitantes a la Semana Santa. Esta dimensión económica ha sido la que más hemos estudiado hasta el momento por esta Cátedra. En concreto, se ha cuantificado el gasto de los visitantes y residentes en Málaga durante la Semana Santa en los años 2016 y 2018. Fruto de estos trabajos se estimó un impacto económico directo e inducido de 82,3 millones de euros en 2016 y de 102,7 millones en 2018, cantidad generada en el transcurso de los 7 días de duración de la Semana Santa. Es decir, a esta importante cantidad habría que añadir el movimiento económico adicional generado durante las semanas previas a la misma, como consecuencia, por ejemplo, de las visitas generadas para presenciar los traslados y otros muchos eventos, cultos y actividades organizadas por las cofradías y hermandades.

Estos estudios, los primeros en este contexto realizados con rigor científico a nivel nacional, constituyeron además un primer acercamiento, de forma rigurosa, a esta importancia de la Semana Santa sobre la economía local. En dichas investigaciones se analizaba también el perfil de los distintos grupos de visitantes, agrupados en 3 categorías: turistas, excursionistas y residentes. Según los datos de 2018, se estimó en más de 1,4 millones de visitas en global de los 7 días de desfiles procesionales, cifrándose en unas 375.000 personas las que acudieron a presenciarlos.

La segunda dimensión la hemos catalogado como Impacto económico de la “industria cofrade”, y que, en definitiva, hace referencia a las implicaciones económicas generadas por la actividad anual de las cofradías, hermandades y de la propia Agrupación. Esta otra perspectiva de la importancia económica de la Semana Santa ha sido también objeto de estudio por esta Cátedra de Estudios Cofrades, y estaba previsto poder presentar su informe a la sociedad el próximo Lunes Santo. Obviamente, este acto está ahora mismo en suspenso hasta conocer la evolución de la situación actual.

Lógicamente, no podemos adelantar datos concretos a dicha presentación, pero esta dimensión económica recoge el importante impacto generado por un colectivo integrado por 41 hermandades, a lo que hay que añadir la actividad propia de la Agrupación de Cofradías. Todas ellas de manera conjunta generan un importante flujo económico derivado, no solo por los gastos ocasionados por su salida procesional, sino por su actividad continua a lo largo de todo el año. De manera aproximada, para sus salidas procesionales se mueven en nuestra ciudad, según los datos obtenidos de distintas guías, revistas y aplicaciones cofrades: 85 tronos, 108 bandas de música (51 diferentes) y, aproximadamente, 16.000 portadores y 18.000 nazarenos. Este colectivo agrupa de manera directa a unos 73.300 hermanos.

En esta línea, hay que destacar que la actividad económica generada por las cofradías a lo largo de su actividad anual tiene una gran trascendencia, no solo cuantitativa, sino también cualitativamente. Gracias a esta “industria” se han mantenido sectores de actividad, muy ligados en la mayoría de los casos a profesiones artesanales que, sin duda alguna, muchos de ellos no existirían en la actualidad sin la Semana Santa. Entre estos sectores cabe destacar a imagineros, orfebres, tallistas, doradores, bordadores, ceramistas, cererías, floristerías, diseñadores, bandas de música (instrumentos, uniformes), o sastres, entre otros muchos.

Paralelamente, estas hermandades y cofradías de manera periódica asumen importantes inversiones en restauración o adquisición de nuevos elementos patrimoniales, que pueden suponer en algunos casos partidas muy elevadas como por ejemplo al proyectar la elaboración de nuevos tronos, mantos o palios, o de carácter menor, que puede variar en función del tipo de enseres a restaurar o adquirir, túnicas y similares. A todo ello debemos añadir otras muchas industrias, que van desde el sector de la construcción, derivado de la edificación y mantenimiento de sus casas hermandades, hasta la banca, seguros, servicios profesionales, artes gráficas, tintorerías o transportes entre otros muchos.

A todo ello, dentro de esta dimensión hay que hace constar la importante labor social desarrollada por las cofradías y hermandades, ya sea de forma directa o indirecta a través de determinadas fundaciones o asociaciones de carácter social y de beneficencia.

Y la tercera dimensión, a la que hemos hecho mención como Impacto económico derivado de la actividad empresarial orientada al “segmento cofrade”, hace referencia al movimiento económico generado como consecuencia de la creciente actividad empresarial desarrollada por distintas empresas, de muy diversos sectores, que son conscientes del importante segmento de mercado que supone el “mundo cofrade” en general. No solo las propias cofradías, sino toda la comunidad que se siente atraída por lo que supone la Semana Santa, y que en definitiva supone una “motivación” específica de compra y consumo de bienes y servicios, no solo durante los 7 días de la semana de pasión, sino cada vez durante un mayor espacio temporal a lo largo del año.

Un caso muy representativo lo constituyen los propios medios de comunicación local, desde la prensa escrita, a emisoras de radio y televisiones locales, páginas web y blogs cofrades, etc. Cada día son más los medios que cuentan con programas específicos y/o promociones concretas dirigidas a este colectivo cofrade. Además, en muchos casos esta actividad se prolonga en el tiempo, ya no solo durante la cuaresma, sino en ocasiones a lo largo de todo el año. Obviamente, esta programación específica y actividades tiene unas dimensiones económicas, con importantes efectos multiplicadores, desde los ingresos publicitarios generados por estos programas, que aglutinan generalmente importantes audiencias, hasta repercusiones en el empleo.

Este mismo planteamiento se va extiendo cada vez a más sectores productivos de la economía. Otro ejemplo, que a veces es menos perceptible, pero que está creciendo notablemente en los últimos años, son las empresas relacionadas con el ámbito de las tecnologías. Por una parte, ante las cofradías y hermandades como mercado objetivo, con el desarrollo de software específico para su gestión, y de forma general con el público cofrade como target, como es el caso de las apps cofrades, que se han convertido en un producto con gran demanda, y que igualmente genera tras su desarrollo y subsistencia un efecto económico multiplicador significativo.

En esta misma línea, también hemos podido ver como el sector de la hostelería ha encontrado en el público cofrade un importante elemento diferenciador, para crear una oferta de bares y restaurantes ambientados en la temática cofrade y que a la vista del ritmo de crecimiento de algunas empresas de nuestro entorno parece que están teniendo una importante aceptación.

Dentro de este grupo, podríamos seguir enunciando y analizando otros muchos sectores, como por ejemplo las tiendas y comercios cofrades o incluso empresas de servicios profesionales especializadas en este mercado, o que, con carácter esporádico en la época de cuaresma lo incluyen como mercado objetivo de sus herramientas de promoción y publicidad.

En definitiva, con estas reflexiones, simplemente queremos dejar constancia del importante papel que supone nuestra Semana Santa en el tejido económico y empresarial de nuestro entorno, y que sin duda alguna cuenta con dimensiones que multiplican de manera muy significativa los efectos específicos generados durante la propia Semana Santa.

Benjamín del Alcázar Martínez

Director de la Cátedra de Estudios Cofrades

Universidad de Málaga

Otras noticias

La Cofradía del Mayor Dolor desvela su cartel del 250 aniversario realizado por Felipe Sánchez, a través de Elena Melero

Antonio Jesús Palomo

Viñeros «Comunicado con el horario e itinerario de la procesión anual del Jueves Santo»

Miguel Alfonso Gutiérrez

Programa Hermanaco T11 – E20 «La presidenta de la Agrupación de Cofradías de Antequera adelanta como será la Cuaresma»

Miguel Alfonso Gutiérrez