Noticias Portada

103 años se cumple de la primera aparición de la Virgen de Fátima.

El 13 de mayo la Iglesia recuerda un año más de la primera de las apariciones de la Virgen de Fátima.

La Virgen de Fátima, formalmente conocida como Nuestra Señora del Rosario de Fátima, es una advocación con que se venera en el catolicismo a la Virgen María.

En la misma línea que otras apariciones marianas, tuvo su origen en los testimonios de tres pastores, llamados Lucía dos Santos, Jacinta y Francisco Marto, quienes afirmaron haber presenciado varias apariciones marianas en la Cova da Iria, Fátima, en Portugal, entre el 13 de mayo y el 13 de octubre de 1917.

 

A partir de entonces, esta advocación mariana extendió su fama más allá de sus límites locales llegando a todo el mundo.

Las apariciones de la Virgen de Fátima:
13 de mayo: Primera aparición ‘‘Regresen el día 13 de cada mes’’.

13 de junio: Jacinta y Francisco dejarán la tierra pronto.

13 de julio: Comparte con ellos el llamado.

19 de agosto: La aparición no se pudo dar el día 13.

19 de septiembre: Invita a presenciar un milagro.

19 de octubre: Última aparición ‘‘El milagro del Sol’’.

EL SECRETO DE FÁTIMA (DIVIDIDO EN TRES PASOS)

La división del infierno: Revela las trágicas consecuencias por falta de arrepentimiento.

La consagración del Inmaculado Corazón de María: Para prevenir la división del infierno, pide la Consagración de su Inmaculado Corazón.

La visión profética de un atentado: Escrita por Sor Lucía 18 años después de las apariciones. Fue leída por varios Papas antes de su publicación en 2000 por el Juan Pablo II.

Cuando recen el Rosario, después de cada misterio digan: ‘‘Oh Jesús perdónanos por nuestros pecados, líbranos del infierno y lleva al cielo a todas las almas especialmente las más necesitadas de tu misericordia’’, le dijo la Virgen a los tres pastorcitos.

“¿De dónde vienes? —Vengo del cielo. —¿Qué quieres de nosotros? — Vine a pedirles que vengan a este lugar cada día 13, a mediodía, por seis meses, y les diré quién soy”.

Así comenzó el diálogo de los niños Lucía Dos Santos y sus primos Jacinta y Francisco Marto, con la misteriosa Señora que se les apareció en la llanura de Fátima, de pie sobre una pequeña encina, el 13 de mayo de 1917, mientras pastoreaban ovejas.
De junio a octubre, no faltaron a la cita, en la cual les pedía oración y penitencia, así como transmitir un mensaje de conversión.

Cada vez los seguía más gente, en su mayoría curiosos y escépticos. El 13 de junio, había unas cuantas decenas de personas; el 13 de julio, aproximadamente cinco mil asistentes; y para el 13 de agosto, casi 15 mil. No faltó quien dijera que era un truco, una fantasía, una invención infantil. A los pequeños los llamaron mentirosos, pero ellos no perdieron la fe y rezaban el rosario con insistencia.

El 13 de octubre, la Señora del Cielo, como la llamaban, revelaría su identidad. Llovía a torrentes. Llegó el mediodía y no pasaba nada. Les dijeron a Lucía, Jacinta y Francisco que era inútil, que se fueran de allí. Había unas 40 mil personas empapadas en la llanura. De pronto Lucía les dijo: “Guarden sus paraguas”, y a Francisco y Jacinta les avisó: “Ya viene Ella, he visto el resplandor”. Repentinamente paró la lluvia y el cielo se despejó totalmente.

“Soy la Señora del Rosario y vengo a advertir a los creyentes que se conviertan y pidan perdón por sus faltas”, les dijo la dama vestida de blanco. Después agregó: “Quiero que me construyan una capilla en este lugar”, y terminó anunciando que la (Primera) Guerra Mundial iba a terminar pronto.

Antes de irse, la dama señaló al sol. En aquel lugar había fieles católicos, pero también protestantes y ateos que habían llegado para denunciar la falsedad de las apariciones. Todos vieron al astro empezar a “bailar” en el cielo, y después dio la impresión de que caía, ante el terror de la multitud, para luego volver a su lugar. El milagro había ocurrido y uno de los principales testimonios lo pronunció el periodista Avelino de Almeida, escéptico a morir, pero que terminó dando fe del portento: “Fue un espectáculo único, increíble”.

En aquel lugar fue construida una capilla en 1920, y actualmente es un Santuario que recibe a millones de visitantes de todo el mundo.

Otras noticias

Humildad «Cartel Domingo Ramos»

Miguel Alfonso Gutiérrez

Felicitación a María Santísima de los Dolores Coronada

Miguel Alfonso Gutiérrez

Humildad y Paciencia «Necesita cubrir puestos de Hombre de Trono»

Miguel Alfonso Gutiérrez